15.04.2021

Centro Paralímpico Nacional en Irapuato, Guanajuato. Mexico

El Centro Paralímpico Nacional de Irapuato, es un proyecto que se planificó para ser inuagurado en marzo de 2012. Este complejo deportivo de grandes dimensiones, se proyectó para dar respuesta a una necesidad: la de potenciar el deporte entre los atletas que padecen discapacidades. Se trataba de un poryecto no sólo a nivel local sino pensando en la región de Guanajuato y en todo el territorio nacional de México.

Con este ánimo se hizo una considerable inversión y se puso en marcha la construcción de lo que debía ser todo un conjunto de pabellones deportivos que incluirían una pista de atletismo, dos canchas de futbol siete, con medidas internacionales, dos canchas de futbol cinco, cuatro canchas de usos múltiples, dos canchas de tenis y un estacionamiento con 186 plazas para vehículos. En etapas posteriores, se construirían otras instalaciones como un gimnasio, un velódromo o una pista de tiro con arco, entre otros. En total, una superficie de 30 hectáreas a construir.

 

Desde los inicios hasta ahora

 

En mayo de 2012, el Centro Paralímpico Nacional de Irapuato fue una de las cinco sedes de la Olimpiada Nacional Infantil y Juvenil; en julio, albergó el séptimo campeonato internacional de atletismo sub-23 Nacac. Posteriormente, fue sede junto con el Centro Acuático de Guanajuato de la Paralimpiada Nacional 2012. El 24 de abril de 2013, el Centro Paralímpico Nacional fue sede de la ceremonia protocolaria de abanderamiento de atletas paralímpicos. No obstante, por ciertas circunstancias, tras haberse completado una pequeña parte del proyecto, éste se detuvo quedando una buena parte por construir.Tras ocho años de abandono, Guanajuato busca nuevamente rescatar el Centro Nacional Paralímpico de Alto Rendimiento.

 

El papel que juega la placa HPL de Fundermax en este proyecto

 

El único pabellón que llegó a construirse en su momento fue el Centro ACUATICO PARALIMPICO. El despacho de aquitectura ARKONSA, quien llevó a cabo el diseño, incluyó todo el revestimiento de la fachada con placa exterior Fundermax, en diferentes tonos azules. INSTALIKA, S.A. de C.V., fue la compañía a cargo de la instalación. A pesar del tiempo, dentro de esta larga historia que topó con diversas dificultades, hoy si observamos de cerca la instalación, podemos constatar que el revestimiento sigue en perfecto estado. Uno de los instaladores de INSTALIKA se desplazó al lugar, para ver en qué condiciones se encontraba el material y pudo atestiguarlo. Esto nos permite constatar que la elevada resistencia del material, tanto a las inclemencias del tiempo como a los rayos ultravioleta y también al desgaste creado por la actividad, como puede ser el causado por impacto y rayones, no han afectado al material con el paso de los años. Gracias a ello sigue mostrando hoy, el mismo aspecto que el primer día.